d[*_*]b MiS cOsItAs d[*_*]b
Login Registrarse FAQ Miembros Buscar d[*_*]b MiS cOsItAs d[*_*]b

Bienvenido a mi foro
Sigue la Historia...

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » amor y amistad
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
piruleta
moderador

moderador


Registrado: 16 Jul 2007
Mensajes: 114




MensajePublicado: Mie Jul 18, 2007 2:00 pm    Asunto: Sigue la Historia... Responder citando

Comenzamos nuestra primera historia...


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
piruleta
moderador

moderador


Registrado: 16 Jul 2007
Mensajes: 114




MensajePublicado: Mie Jul 18, 2007 2:02 pm    Asunto: Responder citando

La noche era fría y lluviosa. Loles miraba a través de la ventana que daba a la calle principal, pareciendo observar el tránsito acelerado de los peatones que intentaban guarecerse entre portales, tiendas y escaparates del aguacero. Un ir y venir de paraguas daban un toque especial a la calle. Colores que se unían a la luminosidad de las miles de bombillas que adornaban el cielo de la ciudad dando la bienvenida a la Navidad.

Ella misma había recorrido las calles días antes con la misma alegría que mostraban aquellos transeúntes, buscando el regalo perfecto con el que obsequiar a esas personas a las que tanto quería, sintiéndose parte del paisaje, respirando el olor a castañas asadas del puesto de la esquina...

Una lagrima rodó por su rostro inerte, a la vez que sus ojos se clavaban en el infinito, haciéndola mirar lo que nadie podía ver... sus recuerdos más dolorosos. Su mente la condujo de nuevo a unas semanas atrás, a la carretera, al interior de su coche entrando en aquel pueblecito de casas blancas...

Loles detuvo el coche frente aquella casa, en la que había pasado gran parte de su vida. El viaje había sido largo y pesado, pero una vez allí, admirando la belleza de aquel hogar le pareció que había merecido la pena. ¿Cuánto tiempo hacía que no veía a sus padres? ¿Dos? ¿Tres años? Si, eran algo más de tres años, sus padres fueron a acompañarla durante un tiempo después de la ruptura de su matrimonio, ¡Cuánto le ayudaron esos viejitos!, ¡Cómo la había consolado su madre!. Recordaba las palabras que siempre le repetía, con dulzura, con cariño, de ese modo tan apaciguado con el que ella solía hablar...

"Cariño, nadie se muere de amor, si una madre sobrevive a la muerte de un hijo, cualquier persona puede sobrevivir al dolor más intenso del alma".

¡No habría dinero en el mundo para pagar todo lo que hicieron por ella, por su hija, por su vida....

Después de un tiempo, mamá y papá había vuelto a su casa, y ya sólo el contacto telefónico los había mantenido unidos. ¡Cómo podía haber dejado pasar tanto tiempo! El trabajo, las clases, el divorcio... había estado demasiado ocupada intentando recomponer su vida.

Fueron muchos meses de psicólogos, de noches enteras sin dormir, intentando salir de aquella depresión en la que quedó sumida tras su separación. Más tarde el ascenso en su trabajo, los viajes imprevistos a los que la enviaba su empresa.... luego fue la dejadez. Pero ahora no importaba nada de eso, ahora estaba allí, en casa, con su pequeña....

Giró la cabeza a su derecha, para posar sus ojos en aquel precioso rostro, blanco, delicado, dulce... su preciosa hija... su mayor tesoro....

-¿Y? -preguntó Rocío señalando a la casa- ¿Nos bajamos o preguntamos a los abuelos si nos dejan entrar en coche?

Loles sonrió, al mismo tiempo que abría la puerta del vehiculo. Al salir, un soplo de aire frío le daba la bienvenida al hogar. Cerró los ojos, y respiró profundamente, sintiendo como sus pulmones se llenaban del aroma del pueblo, del puro aire de la montaña.

Rocío caminó hacia ella, inmersa ante aquel paisaje blanco que la naturaleza les regalaba.

-Esto es precioso mamá.

-Si que lo es Rocio. Verás como estos días de vacaciones nos van a venir muy bien. Ya no te acordabas del pueblo ¿verdad? -preguntó Loles mientras abrazaba a su hija-

-Supongo que era demasiado pequeña -Contestó Rocío-

La puerta de la casa se abrió, dando paso a un hombre alto y fornido, que corría hacia ellas con los brazos abiertos. Se plantó frente a ellas, tomándoles el rostro con sus manos grandes y encalladas.

-¡Mi niñas!-decía el hombre con lagrimas en los ojos-¡ mis niñas están en casa!

Las atrajo hacia él, apretándolas fuerte, fuerte, en un emotivo abrazo.

-¡Mi niña! -susurró al oído de Loles- ¡mi niña bonita!, ¡cómo te he echado de menos!

-Papá-atinó a decir Loles con voz entrecortada por el llanto- ¡oh papá, cuantas ganas tenía de verte!

José besó a su hija y a su nieta en las mejillas, una, dos, mil veces, mientras Loles sonreía en un baño de lágrimas y Rocío se apretaba fuerte contra el pecho de su abuelo. La mujer se separó del anciano para mírale a la cara. Pasó una de sus manos por el pelo de su padre, acariciándole las blancas canas que cubrían su cabeza, para desembocar en el rostro curtido, surcado por el tiempo.

-¡Que guapo estás!

-¡Anda, anda! no seas mentirosa -dijo José con gusto-

-¡Es cierto abuelo!, -añadió Rocío- eres el abuelo más guapo del mundo.

José rió entre dientes, orgulloso de tener a su hija y a su nieta en casa, feliz por el momento que tanto tiempo había estado soñando, y que ahora Dios le estaba permitiendo vivir.

-¡Cuánto has crecido Rocío!-dijo a su nieta-Ya eres casi una mujer.

-¿Cómo casi abuelo?, tengo 18 años.

-¿Tantos?-dijo irónicamente José-

-¿Pero estás tonto? -gritó una mujer con los brazos en jarra desde la puerta de la casa- trae ahora mismo a las niñas a casa, o se nos quedarán más tiesas que una mohama.

-¡Mamá! -gritó Loles. Se deshizo de los brazos de su padre para correr hacia la casa, hacia su madre, deseando sentirse envuelta en ese abrazo maternal con el que había soñado tantas y tantas noches, emborrachándose del perfume natural que mamá esparcía por cada poro de su piel...

-¿Cómo va todo Rocío? -preguntó José a su nieta mientras los dos se dirigían abrazados hacia la casa-

-Bien abuelo, como siempre.

-¿Tu madre está mejor?

-Si abuelo, está progresando mucho en su trabajo, y la absorbe tanto que no tiene tiempo de pensar en otras cosas, ni buenas ni malas.

-¿Y tú, mi Rocío de la mañana?

-Yo ahora estoy en casa abuelo -afirmó Rocío- con mi abuelito querido, soy muy muy feliz.

José sonrió emocionado, mientras abrazaba a su nieta.

-Bueno, ya tendremos tiempo de hablar -dijo José- ahora ve a abrazar a tu abuela.

Rocío besó a su abuelo en las mejillas y subió los tres escalones del porche. Allí estaban su madre y su abuela, abrazadas, susurrándose cosas al oído, besándose en las mejillas...

-Hola abuela

María miró a Rocío con los ojos llenos de lágrimas, extendió su brazo sin articular palabra alguna, invitándola a cobijarse en su regazo. La joven aceptó la invitación, y se fundió en el abrazo que su abuela le regalaba. Así, junto a su madre y su abuela se sintió protegida, segura. El olor a jabón del que tantas veces le había hablado su madre impregnó todo su cuerpo, ¡tantas veces se había preguntado como se podía recordar un olor!, y ahora, estaba segura de que nunca olvidaría el de su abuela…

José se acercó a ellas, y se unió al abrazo. Las besó a cada una de ellas en la cabeza, y las guió hasta dentro de la casa. No hubo palabras, no hacían falta. Los cuerpos entrelazados eran mejores transmisores de sentimientos que cualquier comentario.


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
adrianaaa86
La JeFa

La JeFa


Registrado: 05 Jun 2007
Mensajes: 2847




MensajePublicado: Vie Ago 24, 2007 10:43 am    Asunto: Responder citando

qbonito.....nose m ocurre nada mas:(



_________________
*No vivas la vida,vive tu sueño
*No dejes qla muerte t lleve en sus brazos mientras duermes

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
CSI
aprendiz

aprendiz


Registrado: 05 Sep 2007
Mensajes: 46
Ubicación: Toy en la luna



MensajePublicado: Jue Sep 06, 2007 2:07 pm    Asunto: Responder citando

se me ha puesto la carne de gallina...



_________________



Nunca dejes de sonreir. No sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » amor y amistad Todas las horas son GMT
Todas las horas son GMT
Página 1 de 1


 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001- 2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Styles Database

Crear foro | foros de Humor | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo