d[*_*]b MiS cOsItAs d[*_*]b
Login Registrarse FAQ Miembros Buscar d[*_*]b MiS cOsItAs d[*_*]b

Bienvenido a mi foro
charles manson

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » biografias
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
adrianaaa86
La JeFa

La JeFa


Registrado: 05 Jun 2007
Mensajes: 2847




MensajePublicado: Dom Sep 09, 2007 4:45 pm    Asunto: charles manson Responder citando

Charles Manson



Hollywood, California. 9 de agosto de 1969. Verano del Amor.
La señora de la limpieza se acerca al domicilio más famoso de Cielo Drive,
el de los Polanski, y se encuentra con una auténtica matanza sanguinaria.
En el jardín sobre un charco de sangre, hay dos cadáveres, mientras un tercero
asoma del interior de un coche junto a los cuerpos. Dentro de la casa,
la escena que después encontró la policía fue aún más dantesca. El cuerpo de Sharon Tate se encontraba en el salón, con diversas puñaladas por todas partes y una "x" grabada a cuchillo en el vientre, el cual contenía la vida del hijo que el matrimonio Polanski esperaba. Una quinta víctima se encontraba allí cerca, con una toalla tapándole la cara junto a una pintada en la pared que rezaba "pigs", escrita con sangre humana.

¿Y todo por qué? Por amor. O eso fue al menos lo que declararon Leslie Van Houten,
Patricia Krenwinkel y Susan Atkins en el juicio por el brutal crimen. Lo hicieron por amor
a Charles Manson.

THE MAN THAT YOU FEAR

Charles Manson nació un 12 de noviembre de 1934 en Ohio. La madre,
de 16 años, fue condenada a dos años de cárcel por atracar una gasolinera,
de modo que el pequeño Charlie fue a vivir con unos parientes durante ese tiempo. Tras la
prisión, madre e hijo volvieron a encontrarse. El pequeño Manson ignoraba que los diez
años siguientes serían los únicos en los que podría disfrutar de una verdadera "familia".
Cuando él tenía 12 años, su madre encontró a un tipo que quería casarse con ella; siempre, claro, que no tuvieran que cargar con el chico.

Aquí comienza el deambular de hospicio en hospicio. Los primeros meses los pasaba
llorando, hasta que decidió escapar para reencontrarse con su madre: "Me entregó.
Al día siguiente estaba de vuelta en el hospicio. Entonces decidí que no iba a llorar más.
"

Nuevos intentos de huida provocaron que las autoridades lo ingresaran en un
albergue para casos difíciles. En ese lugar, Charles Manson sería golpeado constantemente
por los vigilantes y violado por los chicos mayores que él. Desde luego, esa
experiencia no contribuyó mucho a convertirle en un filántropo.

Con 19 años quedó libre de los "centros educacionales". Intentó llevar una vida más
o menos normal, pero cuando una camarera con la que salía quedó embarazada, comenzó
a robar coches para mantener a la prole. Resultado: condena de prisión y abandono
por parte de la madre de su hijo. Cuando recuperó la libertad en 1958 se convirtió
en proxeneta, lo que le llevó a un largo periodo de detenciones alternado con la libertad
condicional. En 1960 fue condenado a 10 años de cárcel por falsificar un cheque.
En la Terminal Islands, cárcel cercana a Los Ángeles, aprendería a tocar la guitarra.
Siete años más tarde, Charles Manson, delincuente de poca monta, no daría crédito a lo
que veía: la sociedad de la que fue -de nuevo- excluido en 1960 había cambiado radicalmente.

THE NOBODIES

Hippies, drogas, sexo libre, rock...Aquello era demasiado para un tipo que había
aprendido a base de abusos a manipular a la gente y a ser temido por sus enemigos.
El bueno de Manson fue bien acogido en la comunidad alternativa californiana. Tanto
que se fue a vivir con una bibliotecaria -y ecologista radical- llamada Mary Brunner.
Al poco tiempo, el tipo que posteriormente se autoproclamaría Anticristo, metió en casa
a una chica de 16 años que encontró en la calle. Esto no molestó a Mary, que creía
firmemente en los principios Hyppies, dando lugar a lo que sería el germen de "La Familia", institución creada a la medida de Manson.

Pronto comenzaron a recorrer toda la costa en un destartalado autobús escolar, predicando
la palabra del ecologismo y el sexo libre, y captando la atención de numerosos seguidores.
Eran ya una de las atracciones de Los Ángeles: ricos, famosos y celebridades recibían con
los brazos abiertos a la comuna. Como Dennis Wilson, batería de los Beach Boys, que los
alojó en su casa.

Y fue Wilson el que desencadenaría la ira de Manson. el chico de la playa,
le había presentado a un productor musical -hijo de Doris Day- que vivía en una
lujosa mansión en la calle Cielo Drive 10500, lugar al que acudiría Manson cada
dos por tres para convencerle de que le produjera un disco. Ver como meses depués
los Beach Boys sacaban el álbum 20/20 con la canción "Never learn not to love"
-calco de un tema compuesto por Manson- tuvo que ser suficiente para que el líder
de La Familia gritara "¡¡Cerdos!!".

En ese periodo, Bobby Beausoleil -miembro de la familia- se pelea con un traficante
de mescalina llamado Gary Hinman. Manson, Beausoleil y Susan Atkins no dudan en
presentarse en casa de Hinman para pedirle dinero. El tipo se niega, así que Manson
le corta una oreja y se va de la casa diciendo a sus seguidores que hagan con él lo
que quieran. Y vaya si lo hicieron. O eso parece por el estado en el que quedó el cadáver
del traficante.

ASTONISHING PANORAMA OF ENDTIMES

Este no era el primer delito de sangre cometido por La Familia, aunque sí el más grave.
La detención de B. Beausoleil por el asesinato de Hinman a los pocos días de producirse,
provoca que Manson busque un nuevo refugio para sus "hijos". Nada mejor que una granja
abandonada, en el desértico Valle de la Muerte. Allí la familia se prepara para lo que
Manson denomina el Helter Skelter: el fin del mundo en el que los negros se levantarán
en armas para dominar a los blancos...una teoría que Manson refuerza basándose en signos
que sólo él percibe, como las advertencias incluidas a este respecto el White Album de Los
Beatles.

Pero la policía cada vez está más cerca de la familia. En agosto de 1969 detienen a
Mary Brunner cuando intenta comprar con tarjetas de crédito robadas, lo que precipita
la ira de Manson.

La tarde del 8 de agosto de 1969 Manson envía a Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y
Leslie Van Houten -acompañadas por Tex Watson- al 10500 de Cielo Drive. El "hijo del
hombre" sabe que el productor musical ya no vive allí, pero no importa: será cualquier
otro tipo rico. El grupo pertrechado con cuchillos y una pistola se encamina hacia la
casa de Roman Polanski -que en ese momento estaba rodando en Europa- para provocar una
escena de destrucción.

Al día siguiente, Manson organiza el asesinato del matrimonio La Bianca para extender
el rumor de que ha comenzado una cacería por parte de negros radicales. Esta vez sí acude
con el grupo, pero da instrucciones y se marcha antes de que empiece el espectáculo.

Pocos días después detienen a S. Atkins acusada de participar en la muerte del traficante
de mescalina. En prisión, habla largo y tendido sobre su maravilloso líder y sus aventuras
con La Familia. La poli detiene a Manson el 12 de octubre del 69 junto a otros miembros
del clan.

América tiembla al comprobar como tres dulces chicas se han convertido en las manos de
Manson -que, no lo olvidemos, no ha matado a nadie...- en asesinas sanguinarias.
En marzo de 1971 Manson, Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten son
condenadas a muerte, así como Tex Watson y Bobby Beausoleil en otro proceso. La sentencia
es conmutada por cadena perpetua, ya que -ironías del destino- la pena capital ha sido
suprimida en California.

COMA WHITE

Con los años, algunos de los acólitos de Charles Manson se arrepintieron de formar
parte de La Familia. De hecho, algunas de las chicas fueron puestas en libertad. De
cualquier modo, nunca se aclaró qué fue lo que empujó a las chicas a cometer atroces
actos de violencia, aunque el ambiente en el que vivían -consumo constante de LSD y
otras drogas, supresión de cualquier tipo de inhibición, sexo desenfrenado...- unido
al poderoso carisma de Charles Manson precipitó todo aquello.

No en vano es -actualmente- el preso que más correspondencia recibe de los Estados
Unidos y un mito viviente. Mientras, en alguna parte, hay alguien que hace su vida
como una persona normal: trabaja, come, duerme...y probablemente ignora que su padre
es un diablo llamado Charles Manson.
Tags: charles manson

servido por jacktatum 47 comentarios compártelo

19 Noviembre 2005
Simpatía por el Diablo

Hay algo en el lado oscuro que a todos nos fascina. Hablemos de Robert Johnson.

Considerado como uno de los blues-man más influyentes y legendarios de la Historia,
Robert Leroy Johnson vino al mundo el 8 de mayo de 1911 en Hazlehurst, Mississippi.
Hijo de una descendiente de esclavos y de un jornalero, ya desde pequeño era muy
aficionado a la música, y pronto aprendió a tocar la armónica imitando a sus ídolos.

Pero el instrumento que fascinaba a este negro de mirada inquietante era la guitarra.
Por desgracia, la "seiscuerdas" no se le daba demasiado bien, a pesar de que ponía empeño
en mejorar su técnica, sobre todo imitando a algunos de los mejores músicos del momento
como Charlie Patton o Son House.

Con sólo 17 añitos contrae matrimonio con Virginia Travis, de sólo 14. Sin embargo,
la tragedia golpeó pronto al joven Robert, cuando dos años después de casarse,
la muerte se llevó a su esposa embarazada, perdiendo también al hijo que esperaban.

Pronto comenzaría a engrosar su lista de amantes frecuentando la compañía de numerosas
mujeres -algunas mucho mayores que él- con algunas de las cuales llegó a tener hijos,
eso sí, ilegítimos. Sin embargo, tras la muerte de su esposa Virginia el bueno de Robert
no volvería a ser el mismo. Libre de las obligaciones de un marido, el músico comenzó a
beber y a introducirse en una espiral de desenfreno de la que no saldría hasta su muerte.
Trabajó en los campos durante algún tiempo, pero siempre alternando esta actividad con la
de músico en diferentes locales.

Como ya hemos dicho, Robert Johnson -a pesar de la pasión que sentía hacia la guitarra-
no era demasiado diestro con su instrumento favorito. Esa, según dicen, es la razón por
la que desapareció durante todo un año de Robinsonville, tras escuchar al músico Ike
Zinnerman decir que había aprendido a tocar blues sobre una tumba a media noche.

Lo cierto es que tras ese año desaparecido, Robert volvió a su tierra, pero no siendo
simplemente un músico mejor: se había transformado en el mejor guitarrista del momento
y la leyenda comenzaba. Sus dedos se deslizaban por el mástil de la guitarra de tal modo
que muchos no podían creer que se le pudiera sacar aquel sonido a un trozo de madera con
cuerdas. Pronto fue considerado el rey de la técnica del slide -propia del blues- a la que
acompañaba con una personal y atractiva voz.

¿Cuál era el secreto?¿Cómo lo había conseguido? Según otro músico coetáneo de Johnson,
llamado Tommy Johnson, la cuestión era bien simple: para ser el mejor sólo tenías que ir
a un cruce de caminos, a media noche, sentarte a tocar con tu guitarra donde los caminos
se cortan. Un hombre grande y negro acompañado de un perro aparecerá, y te pedirá la
guitarra. Entonces, él tocará la canción que tú estabas interpretando y te devolverá el
instrumento. Desde entonces serás el mejor guitarrista. Pero, eso sí, todo tiene un precio.
Y en este caso, era el Alma. No es extraño, por tanto, que este increíble músico negro
tuviera entre sus temas algunas canciones como Me and the Devil Blues -"El Blues de el
Diablo y yo"- o Cross road Blues -"El Blues del cruce de caminos"-

Lo que es incuestionable es que Robert Johnson logró ser un blues-man afamado en una
época difícil. Su fama llegó hasta Nueva York, y tocó viajando de pueblo en pueblo,
siempre impecable, siempre perfecto en sus canciones.

Gracias a la ayuda de Don Law, Johnson grabó en cinco sesiones las 29 canciones que de
él se conservan, todas para el sello A.R.C. Esto le reportó cierta fama y algunos
dólares, que por supuesto no dudó en gastar en mujeres y alcohol. Y la verdad es que
escuchar estas grabaciones puede producir un escalofrío, sobre todo si tenemos en
cuenta que en algunas canciones parecen sonar dos guitarras a la vez, cuando Johnson
grabó en solitario.

Sin embargo, se ve que el Diablo tenía prisa por cobrar la deuda que Johnson había
contraído con él. Con sólo 27 años Robert Johnson moría, tras tres días de lenta agonía,
provocada -al parecer- por un marido celoso que consiguió envenenarle con estricnina.

Lo cierto es que la influencia en la música Blues -y, por tanto, en el Rock y en el
Pop posteriores- es indudable. Músicos como Keith Richards o Eric Clapton han versionado
sus canciones, y su música sigue cautivando a los verdaderos amantes del Blues.

La tumba de Robert Johnson"

Incluso en la película O´Brother, de los hermanos Coen, hay un pequeño homenaje,
cuando un personaje inspirado en Johnson es recogido por los protagonistas del film
en un cruce de caminos.

Por todo ello, si alguna vez estáis en un pequeño pueblo y veis a un chico joven
dirigirse al anochecer a un cruce de caminos cargado con una guitarra, rezad por
él, porque pronto llegará a convertirse en el mejor.

servido por jacktatum 10 comentarios compártelo

22 Septiembre 2005
"A la mala escritura": Charles Bukowski

"A la mala escritura". Esta es la dedicatoria con la que comienza un libro mítico
-titulado Pulp- escrito por un autor maldito: el simpar Charles Bukowski.

Este alemán nacido en 1920 vivió casi toda su vida en Los Ángeles, ciudad estadounidense
a la que sus padres se trasladaron en 1922. De un autoritarismo feroz, su padre
-según cuenta por boca de su alter ego Henry Chinasky en La senda del perdedor,
excelente novela sobre su niñez- le pegaba constantemente. Parafraseando lo dicho
por el propio Bukowski: "me pegaba por casi todo, por cualquier cosa. Tenía que cortar
el cesped y, cuando acababa, mi padre se tumbaba en el suelo para ver como había quedado.
Si una sóla brizna de hierba sobresalía del resto, me pegaba una paliza con la cincha que
usaba para afilar su cuchilla de afeitar".

Esas palizas que hacían llorar de rabia y dolor al bueno de Bukowski terminaron en su
primera adolescencia. En la ya mencionada La senda del perdedor cuenta como aguantó sin
rechistar su última paliza: Su padre le estaba pegando como de costumbre, pero esta vez
Chinaski decidió no llorar. El cabeza de familia se afanaba en golpearle con más fuerza,
pero Charles no emitió ni un leve gemido. Agotado de golpearle sin ningún resultado, miró a
su padre a los ojos y le dijo: "Esta es la última vez que me pones la mano encima".
Su padre le gritó e insultó, pero nunca más volvió a golpearle. Y Buk se iba curtiendo
ante la perra vida que le esperaba.

Es durante esa misma adolescencia cargada de dolor -ya que a los problemas típicos
de esa edad y a sus problemas familiares, había que sumarle un grave caso de acné que
Bukowski padeció durante años- cuando descubre el alcohol en casa de un amigo.
El padre de un pardillo de su colegio tenía una bodeguita, y de vez en cuando dejaba a
los chicos probar los sabrosos licores que acumulaba. Para Bukowski aquello fue toda una
revelación -por primera vez en toda su vida sentía que el mundo era hermoso- y el
comienzo de un alcoholismo al que probablemente le debamos algunas de las mejores páginas
surgidas de la pluma de este genio maldito.

Buk pasó buena parte de su existencia en lo que prosaicamente podríamos calificar
como trabajos de mierda. Esos trabajos le duraban poco, hasta que se topó con el
servicio postal de los EE.UU. Doce años de su vida transcurrieron trabajando como cartero,
hasta que un día decidió abandonarlo todo para escribir una novela: Cartero

Marcado por la muerte por alcoholismo de la única mujer a la que amó, Buk se dejó llevar
por la bohemia, siempre escribiendo, siempre bebiendo y apostando a los caballos o hablando
con alguna mujer. Poco a poco el éxito fue llamando a su puerta. Este paso de vivir casi
como un vagabundo a ser un autor de prestigio underground, quedó expuesto en su novela
Mujeres. Según él, Mujeres es su venganza tras pasar varios años sin tener sexo con
ninguna fémina -vamos, a pan y agua-, hasta que el reconocimiento de miles de lectores
le propició el tan deseado contacto carnal, tanto con jóvenes universitarias como con
señoras de vida licenciosa.

Aquí nos hemos centrado en sus novelas, sin embargo Bukowski es considerado como uno de
los más importantes poetas americanos contemporáneos. Sin embargo, como novelista, su
influencia va de autores como John Fante a Celine o Hemingway.

Su obra es totalmente recomendable porque está cargada de fuerza y energía. Su estilo
estremece por su realismo, a pesar de lo cual un cierto tono lírico y salvaje impregna
sus palabras, ya describa una visita al hipódromo, ya un encuentro con alguna mujer o una
pelea de boxeo. A través de las páginas de las obras que dedicó a su otro yo, Henry
Chinaski, se va creando un universo propio que te agarra por los cojones -con perdón-
y te impide despegarte de sus libros hasta la última página.

No espereis héroes ni proezas en sus escritos, ni busqueis consuelo o comprensión.
Sus libros son ante todo una gran pregunta, parecida a la que se hacía en un libro
de entrevistas cada mañana al levantarse, cuando ya era rico y famoso: "Dios mío,
¿y ahora qué?"

Otras novelas suyas son Factotum -sobre su juventud- y Hollywood -una ácida crítica
al universo del cine que él tanto detestaba, en el que relata sus desventuras a la
hora de escribir un guión sobre un novela suya-.

Pulp es su única obra en la que apenas hay retazos de autobiografía, y uno de los
mejores libros que se hayan dedicado "...a la mala escritura", es decir, a las novelas
Pulp. La vieja de la guadaña le impidió seguir explorando esa vía literaria cuando se
lo llevó, un triste 9 de marzo de 1994.

servido por jacktatum 15 comentarios compártelo

21 Septiembre 2005
El hombre que sangraba demasiado: Herschell Gordon Lewis

Son muchos los libros y las personas que suelen cometer el error de comentar
que el cine Gore comenzó en 1974 con La matanza de Texas. Sin ánimo de quitar
mérito a esa Obra Magna del cine de Terror que es el film de Tobe Hooper -Al
que Rob Zombi intentó hacer un homenaje con La casa de los mil cadáveres que
resultó fallido, a pesar de la presencia de la gran Karen Black-, debemos aclarar
que la película protagonizada por Leatherface -cuyo remake nunca debió llevarse a cabo-
está bastante lejos de ser la pionera en lo que a films de sangre y tripillas se refiere.
De hecho, como bien dice Jesús Palacios, La matanza de Texas es una peli que resulta mucho
más gore al ser recordada que en su visionado -aunque el film no carece de brutalidad,
apenas hay sangre o tripas mostradas de manera muy gráfica-, aunque eso es otra historia
que deberá ser contada en otro momento.

No, la primera incursión en el cine Gore no se llevó a cabo en el setenta y cuatro,
sino once años antes. Fue en 1963 cuando el genial director Herschell Gordon Lewis
decidió abandonar sus inicios en el cine Nudie y Softcore para gestar lo que sería
una nueva y revolucionaria manera de entender el cine de Horror: el Gore. Con Blood
feast este oriundo de Pittsburgh dio vida a un tipo de cine de Terror que sería
posteriormente imitado hasta la saciedad, una manera de abordar el miedo en pantalla
grande en la que no se escamoteaban las escenas más cruentas de las historias.
La sombra del cuchillo dio paso a los cuerpos abiertos en canal, y la elipsis visual
fue suplida por la sangre explícita. Todo esto fue una revolución en el mundillo del
séptimo arte que afectó a varios frentes, como por ejemplo, al de los F/X. H. G. Lewis
fue el encargado de abrir la veda de la casquería en la que tan bien han sabido ejercer
su oficio gigantes del maquillaje de la talla de Tom Savini o Rick Baker.

El éxito de Blood feast -que tuvo su remake en 1987 de la mano de la directora
Jackie Kong, en una alocada y divertida cinta titulada en España Fonda sangrienta-
y el bajo coste de este tipo de producciones -no olvidemos que esta primera Splatter
movie costó tan solo 25.000 dólares- dio paso a nuevas producciones en "BloodScope",
como la cinta de culto 2.000 Maníacos -que titulamos en español ya que fue editada en
nuestro país hace lustros por la desaparecida Weekend-video, y que ahora se puede
encontrar en DVD gracias a Manga-Films-.

Cada 100 años reaparece en un estado sureño de USA un pequeño pueblo que fue completamente
arrasado durante la Guerra Civil. A la fantasmal villa tienen la desgracia de acercase un
grupo de turistas que serán invitados a participar en las celebraciones de la zona.
Lo que ignoran los incautos extranjeros es que las fiestas consisten en diversos y
truculentos métodos para asesinarles, que van desde la lapidación -mediante una roca
grande que te cagas- al juego de hacer rodar el barril -instrucciones: coger un barril,
quitarle las tapas, clavarle numerosos clavos gigantes, introducir en él a un turista
vivito y coleando y...¡A hacerlo rodar por una colina!-. Todo esto mostrado con toda su
crudeza configura el argumento de 2.000 Maníacos, cuya violencia se acentúa gracias a
una fotografía de colores chillones que logra que la sangre casi salpique al espectador.

PADRINO DEL GORE

2.000 Maníacos no tardó mucho en convertirse en una película de culto -y aquí en un
fancine editado, entre otros, por el sin par Jesús Palacios- y, con el tiempo, en el
film que más aprecia el propio director de los muchos que llegaría a rodar. Entre estos
imprescindibles títulos se encuentran Color me blood red, A taste of blood, The gruesome
twosome -sobre unos fabricantes de pelucas algo peculiares, je,je!- o The wizard of Gore,
cintas muy difíciles de visionar en nuestro país, dado que muchas de ellas no han sido
nunca editadas en España y sólo se pueden encontrar en el "mercado negro" -desde aquí el
agradecimiento de Jack Tatum a SHOCK VIDEOS e I.M.A.G.E.N. DEATH por su estupendo y bien
nutrido catálogo-.

Lewis continuó su carrera en el mundo del explotation realizando nuevas incursiones en
los films de desnudos y en una blackexplotation titulada Black Love, dando por acaba su
trayectoria en el séptimo arte a la vez que se producía la desapareción del denominado
cine de explotación. Pero ahí no quedaron los éxitos de su carrera laboral, ya que
Herschell Gordon Lewis se introdujo en el terreno de la publicidad, logrando ser uno
de los más improtantes publicistas de los Estados Unidos con más de 20 libros sobre
la materia a sus espaldas y liderando su propia empresa desde Florida: Communicomp, una
compañía con clientes a lo largo de todo el globo.

Para gusto de los aficionados, H. G. Lewis se unió en 2.002 con David F. Friedman para
rodar una secuela de Blood feast titulada Blood feast 2: All U Can Eat, film inédito en
España (como siempre...). Desde Jack Tatum queremos que este breve texto sirva como
homenaje a uno de los pocos mitos vivos del cine gore primigenio, para que su memoria no
caiga en garras del olvido. Probablemente, mitos del cine de subgénero como Cronenberg,
Peter Jackson o Brian Yuzna no existirían o su obra no sería la misma sin la influencia del
Padrinp del Gore. AH!! Y si no conocéis su obra...¿a qué esperais, bellacos?



_________________
*No vivas la vida,vive tu sueño
*No dejes qla muerte t lleve en sus brazos mientras duermes

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión » biografias Todas las horas son GMT
Todas las horas son GMT
Página 1 de 1


 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro


Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001- 2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Styles Database

Crear foro gratis | foros de Humor | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo